lunes, 21 de junio de 2010

DESDE LA OPTICA DE UN ESPECTADOR


Estimados amigos


Voy a aprovechar oportunístamente un comentario que encontré navegando por Internet, a propósito de las próximas actuaciones del Septeto Santiaguero los días 6 y 7 de julio en la madrileña Sala Clamores. Si por casualidad tan elocuente y buen Sr. lo leyera, que se de por invitado porque fueron palabras dichas hace unos años y que expresan fidedígnamente lo que es el Septeto Santiaguero y que agradecemos sinceramente.


…..Hay un dicho en España que me viene siempre a la cabeza al pensar en el Septeto Santiaguero: ¡GENIO Y FIGURA! Les viene que ni clavado. Pero ¡genio y figura x 7!, porque es un septeto y siete son los del Septeto Santiaguero. Son de Santiago de Cuba y poseen la ciencia del Oriente Cubano, el sabor, el swing y la picardía. Y sin perder la elegancia. Es un grupo que produce adicción. Si toca tres días seguidos en una misma ciudad, una parte considerable del público se abona a las tres sesiones. Con "Los Mangos Bajitos" han hecho por fin el disco que ellos querían hacer. Sin intermediarios. Muy en la línea de "Para los Bailadores" pero en estudio. De cabo a rabo, explayándose en cada canción, con montunos que levantan a un muerto. Genios y figuras, sin cortarse un pelo. Haciendo suyos el tópico del músico cubano, de Santiago, que debe ser galante, en el sentido más antiguo de la palabra; que debe ser alegre, muy buen músico, llevar el ritmo en las venas, gustar del mejor ron y ... BUSCAR A LA MUJER... SIEMPRE, infatigables, hasta la extenuación. En Los Mangos Bajitos el septeto ha dejado plasmada su filosofía de vida. Cómo es, cómo se siente un guarachero. Un guarachero de los de verdad, de los de genio y figura. ¿Quiere eso decir que sus canciones son autobiográficas? Sí, claro, exactamente eso. Que a Chencho le gustan las chicas con poca carne. Que Rudens se volvía loco por el moño de Maribel y que es un romántico incombustible al que le puede la nostalgia. Y que los mangos bajitos están para comérselos. Y que todos son culpables. Culpables de una música que te lleva, que te caza, te engancha. De canciones redondas. Unas muy concretas, resueltas como "Café Marina" o "Baña al niño, Serafín". Otras, crecidas en los escenarios, se han convertido en pequeñas suites, a base de alargarlas, y darles la vuelta con el montuno para que los bailadores disfruten, como en "Barriga lisa" y "Recuerdos del ayer".


Solo quiero agregar que este 2010 el Santiaguero, editará un nuevo recopilatorio que titularán "Oye mi Son Santiaguero" a través de la Discográfica PICAP donde colaboran como invitados muy especiales, Reinaldo Creagh y Ricardo Ortiz, ambos ex cantantes de la Vieja Trova Santiaguera con quienes pretenden presentarse el próximo 2011 en conciertos por todo el mundo.


¡¡¡¡¡A Clamores!!!!

video